Suscríbete aquí a iNNoble Wine Magazine por 14,99€

La Venencia

por Gabriel Criado

Fotografía: Abel Valdenebro

La Venencia, desde donde te escribo, es un tabanco de la vieja escuela, con graneles, chacinas, tiza para las cuentas y parroquianos fieles. Se fundó en 1928 como despacho de vinos. A la muerte del fundador, mi padre, Jose, y mi tío Nacho decidieron darle continuidad. Este era su lugar de reunión al salir de la universidad. Poco después, se unieron Miguel y sus hermanos, Juan y Antonio. Puede que en 1980 se sorprendieran si alguien les dijera que en 2023 seguirían llevando las riendas.

El New York Times publicó un día que, durante la Guerra Civil, la taberna era frecuentada por republicanos. Entre ellos debía andar un tal Hemingway en busca de noticias del frente. Ahora, todas las semanas nos llega alguien preguntándonos qué bebía y dónde se sentaba el escritor.

También se dice que las fotos están prohibidas en esta casa desde entonces. Había que evitar que los espías fascistas pudieran incriminar con sus instantáneas a los visitantes republicanos.

Desde hace bastantes años compramos los graneles a las mismas bodegas: Manzanilla fina a Delgado Zuleta, Manzanilla Pasada a La Gitana y el resto a Emilio Hidalgo. La

Pasada fue el último vino en incorporarse a la escueta oferta de la casa y fue seleccionado el día posterior al glorioso INNOBLE del 21.

Es cierto que no aceptamos propinas. Es algo antiguo que simplemente mantenemos. Nuestros ingresos no deben depender de las propinas, sino de un sueldo digno. Alguno de mis compañeros ha dicho alguna vez que «la propina empobrece al que la da y envilece al que la recibe».

Aquí nos organizamos al estilo de una cooperativa y todo se decide por votación. La Venencia es de quien la trabaja. Repartimos los turnos en función de las necesidades de la taberna y de la antigüedad de los compañeros.

Compartir:

¡Suscríbete a la newsletter y consigue un cupón de 10€ de descuento!
10€ de descuento en nuestra Shop solo por suscribirte a la newsletter

Eres mayor de edad?

Si no lo eres no podemos dejarte entrar